prueba

 En
¿Cómo podemos colocarnos mi bebé y yo para facilitar las tomas?

Lo importante es encontrar una o varias posturas en las que estéis cómodos.

Para facilitar el agarre de tu bebé y el vaciado adecuado del pecho:

  • Colócate ligeramente recostada hacia atrás.
  • La nariz y el mentón deben estar ambos en contacto con tu pecho.
  • El cuerpo del bebé debe estar en estrecho contacto con el tuyo. Es más fácil si estás ligeramente recostada hacia atrás.
  • La cabeza y el cuerpo del bebé deben estar bien alineados (el cuello no debe estar flexionado, ni la cabeza girada).
  • La cabeza debe estar colocada frente al pecho con el pezón a la altura del labio superior-nariz. Es preferible que desplaces el bebé en lugar de acercar tu pecho a su boca.
  • Es útil el afianzamiento espontáneo (o agarre espontáneo), que consiste en colocar a tu bebé sobre ti, con el pezón a la altura de la nariz y el mentón apoyado en el pecho. El bebé echará la cabeza hacia atrás para buscar el pezón y abrirá la boca. Es normal que necesite varios intentos antes de conseguir agarrar espontáneamente el pezón. Dale tiempo y no te precipites a introducírselo en su boca. Sólo será necesario ayudarle si tiene dificultades. Si no se consigue el agarre espontáneo, puede ser útil el agarre dirigido.

Agarre dirigido:

  • Técnica del sandwich: para facilitar el agarre profundo hay que dar al pecho la forma ovalada de la boca del bebé. Para ello se colocan los dedos de la mano sobre el pecho, en forma de C, en el mismo sentido que los labios del bebé (en paralelo a ellos) y se presiona ligeramente. Es importante dejar la areola libre para no interferir con el agarre.
  • En el momento en el que el bebé abre la boca, la madre lo atrae hacia el pecho y dirige el pezón por encima de la lengua en dirección al pabellón de la oreja (apuntando al paladar blando).
  • Se mantiene sujeto el pecho hasta que se confirma que el agarre es el adecuado.

Formas de sujeción del pecho

En la forma de «C»,la madre coloca el pulgar por detrás de la areola y los cuatro dedos por debajo (posición recostada, posición cuna, dancer y rugby).

En la forma «sándwich» la madre da forma al pecho con los dedos adaptándolo a la forma de la boca del bebé, tal y como muestra la figura.

Las posturas más comúnmente utilizadas son las siguientes:

Posición en crianza biológica®

Es útil si tienes dificultades con el agarre o dolor al permanecer sentada.

Para ello:

  • Colócate semirecostada entre 15º-65º y cómoda.
  • Pon al bebé encima de ti con la cara entre sus pechos.
  • Permite que se desplace y que cabeceando busque y agarre espontáneamente el pezón.

Posición de cuna

Es una de las posturas más utilizadas

  • Apoya la cabeza del bebé en el antebrazo, no en el pliegue del codo, y la mano en la espalda en lugar de en las nalgas.
  • El bébé tiene que estar en estrecho contacto con tu cuerpo, con la cabeza y su cuerpo bien alineados frente al pecho y el pezón a la altura de la nariz.
  • Acerca al bebé al pecho en lugar de desplazar el pecho hacia la boca del bebé y dale tiempo a que lo agarre espontáneamente.

Posición recostada de lado

Esta postura puede favorecer tu descanso y ser útil si tienes dolor en el periné.

  • Túmbate de lado.
  • Coloca al bebé con su cabeza frente a tu pecho y apoyada en el colchón, no sobre tu brazo.
  • Desplaza al bebé hasta que su nariz-labio superior queden a la altura del pezón y espera a que se agarre espontáneamente.
  • Para mantener esta posición sujeta al bebé con la mano o coloca una toalla en su espalda.

Posición de rugby

Esta postura es especialmente útil si te han practicado una cesárea, si tienes las mamas grandes, si necesitas vaciar la zona externa de la mama o si amamantas a gemelos y quieres hacerlo simultáneamente.

  • Sujeta el cuerpo y la cabeza del bebé con el antebrazo y la mano del mismo pecho que ofreces, de forma que su cuerpo quede a tu costado y sus pies hacia tu espalda.
  • Coloca su cabeza frente al pecho con el pezón a la altura de la nariz-labio superior.
  • Puedes estar más cómoda utilizando una almohada o cojín para que tu brazo y el cuerpo del bebé estén apoyados.

Posición de «dancer» (de SC Danner y E. Cerutti)

Es una postura especialmente útil cuando el bebé presenta problemas anatómicos para el agarre al pecho, hipotonía o reflujo gastroesofágico.

  • Coloca al bebé sentado a caballito sobre tu muslo, con su cabeza frente al pecho.
  • Con una mano sujeta al bebé por el cuello y los hombros y con la otra sujeta el pecho “en bandeja”, así como la barbilla y mandíbula del bebé mientras mama. Para ello, sujeta tu pecho con la palma de la mano y con los dedos corazón, anular y meñique. Deja que la barbilla repose en el espacio entre el pulgar y el índice, sujetando la mandíbula un poco hacia delante para que el bebé agarre mejor el pecho.

Posición de cuna-cruzada

Es útil cuando se precisa un agarre dirigido por dificultades del bebé para engancharse al pecho, cuando el recién nacido es pequeño y si experimentas dolor en otras posturas.

  • Sujeta el cuerpo y la cabeza del bebé con el brazo y la mano contraria al pecho que ofreces.
  • Realiza la técnica del sándwich con la mano del pecho que ofreces.
  • Espera a que la boca del bebé esté bien abierta y acerca el bebé al pecho dirigiendo el pezón por encima de la lengua en dirección al pabellón de la oreja.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies