En
3. El tratamiento

3.1. ¿Qué medicamentos pueden ayudar?

Hay dos tipos de medicamentos que pueden ayudar a las personas con enfermedad renal crónica a evitar la progresión de la enfermedad:

  • Inhibidores del enzima convertidor de la angiotensina (IECA).
  • Antagonistas del receptor de la angiotensina II (ARA II).

Los IECA, los ARA II, son dos de los muchos tipos familias de medicamentos que se utilizan para bajar la presión arterial. A pesar de que ambos trabajan de diferentes maneras, tanto los IECA y los ARA II podrían ayudar a retrasar la progresión del daño renal, incluso en personas que no tienen hipertensión arterial.

Así mismo las estatinas (otra familia de fármacos) se utilizan para reducir el colesterol.

3.2. ¿Qué cosas podrían hacer que la enfermedad empeore?

Hay algunos factores que podrían hacer que la ERC pudiera progresar:

  • Tener una enfermedad cardiovascular.
  • Obesidad.
  • Tener proteínas en la orina.
  • Tener la presión arterial alta.
  • Tener diabetes.
  • Fumar.
  • Ser de raza negra o asiática.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos ( AINE) durante mucho tiempo –por ejemplo, si usted tener artrosis de larga evolución.
  • Tener algún tipo de obstrucción de las vías urinarias.

3.3. ¿En qué casos nos podrían remitir al especialista?

Hay algunos casos en los que su médico de cabecera debe ofrecerle una remisión a un especialista. Esto puede ser si usted tiene cualquiera de los siguientes:

  • Estar en la etapa 4 ó 5 de la enfermedad renal crónica.
  • Tener gran cantidad de proteína en la orina (a menos que usted tenga diagnóstico de diabetes y que ya esté siendo tratado para esto).
  • Proteína y sangre en la orina (ambos a la vez).
  • Empeoramiento acelerado de la función renal.
  • Presión arterial que se mantiene alta a pesar de que usted está tomando por lo menos tres tipos diferentes de medicamentos para controlarla.
  • Causa poco frecuente, sospecha genética o confirmación de la enfermedad renal crónica.
  • Sospecha de estrechamiento de las arterias hacia los riñones (estenosis de la arteria renal).
  • Obstrucción del tracto urinario.

Después de haber sido referido y que se haya elaborado un plan para controlar su enfermedad renal, su médico de cabecera puede ser capaz de realizar sus chequeos regulares, y es posible que no tenga que seguir viendo al especialista con tanta regularidad.

3.4. ¿Qué consejos de vida puede seguir?

Es favorable que las personas con enfermedad renal crónica estén motivadas para realizar ejercicio físico y lograr un peso saludable. La personas fumadoras deben dejar de fumar.

Si su condición empeora se le puede ofrecer consejos sobre la dieta. El cambio de su dieta (restricción de la cantidad de proteína en su dieta) podría retrasar la progresión de la enfermedad, es importante que discuta con su médico tratante, los beneficios e inconvenientes que podrían aparecer con una dieta con restricción proteica.

Es aconsejable que se controle a menudo la presión arterial, además de los controles de la consulta médica. Además usted debe recibir educación e información que sea relevante para que conozca las causas de la enfermedad, la progresión, y cualquier complicación que pueda tener, esto le podrá ayudar a prevenir que esto ocurra y le ayudará a entender su tratamiento y de tomar decisiones informadas al respecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies