prueba

 En
1. Introducción

La Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva en el Sistema Nacional de Salud (SNS) reconoce los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos, tal y como se recoge en declaraciones, convenciones y pactos de las Naciones Unidas y otros documentos aprobados internacionalmente. El desarrollo de una sexualidad saludable pasa por el reconocimiento de los derechos sexuales, el derecho a la información y la decisión libre sobre la propia sexualidad del individuo (1).

En este sentido las personas deberían poder conocer las alternativas disponibles basadas en los resultados de la literatura científica disponible para que se puedan tomar decisiones bien informadas en situaciones como las de la elección de un método anticonceptivo.

La Encuesta Nacional de Salud Sexual de 2009 (2) muestra que el uso de métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados es frecuente en el estado español. Hasta el 74% de las mujeres los usan siempre o casi siempre en la franja de edad entre los 16 a 44 años, en un porcentaje algo mayor que en los hombres (69%) El método anticonceptivo más utilizados en parejas estables son, entre los hombres, el preservativo masculino (81% entre los 16 y 24 años y el 51% entre los 25 a 54 años). En el caso de las mujeres, son varios los tipos de anticonceptivos utilizados. Las mujeres jóvenes usan en una mayor proporción el preservativo masculino (68%), porcentaje que disminuye en las mujeres de 25 a 54 años (43%). La píldora anticonceptiva se refiere como método anticonceptivo en el 33% de las mujeres entre 16 y 34 años, y disminuye al 18% en las de 35 a 54 años. Aunque el uso de anticonceptivos como método de prevención de embarazos en parejas ocasionales muestra unas cifras similares, es importante destacar que hasta un 17% de los hombres y un 12% de las mujeres no usan ningún método, justificando la importancia de la realización de campañas informativas y educativas.

En junio-julio de 2018 se realiza la encuesta nacional sobre anticoncepción en España (Encuesta SEC 2018)a, promovida por la Sociedad Española de Contracepción (SEC). En la misma se recoge que las mujeres que han mantenido relaciones sexuales alguna vez declaran haber utilizado algún método anticonceptivo la primera vez que tuvieron relaciones (91,3%), sin embargo el *7,6% confiesa que la primera vez no utilizaron ningún método anticonceptivo.

Mientras que entre las mujeres de 45 a 49 años, el uso de método anticonceptivo en su primera relación fue en el 85,1% de los casos, esta práctica se incrementa en sucesivas generaciones (96,7% entre las menores de 20 años). Reflejando una mayor sensibilidad en el uso de anticoncepción en su primera relación sexual entre las más jóvenes.

La encuesta actual, al igual que la publicada en 2009, describe que el preservativo es el método anticonceptivo utilizado actualmente por mayor número de mujeres en edad fértil (29,6 %), siendo su uso mayoritario en todas las franjas de edad. En segundo lugar se sitúa el uso de la píldora, que es referido por el 17,3% de las mujeres.

La utilización de Dispositivos Intrauterinos se produce básicamente a partir de los 30 años, mientras que los métodos irreversibles femeninos se registran fundamentalmente a partir de los 35 años, cifras en consonancia con la encuesta publicada en 2009 (Encuesta SEC 2018).

Para facilitar que las personas tomen una decisión sobre el método anticonceptivo más adecuado a sus necesidades se requiere facilitar información accesible, completa y actualizada que les permita elegir entre las alternativas existentes. El acceso a las distintas opciones anticonceptivas, es un elemento clave para hacer efectivo el derecho de cada persona a tomar decisiones respecto a su vida reproductiva. Los equipos de profesionales sanitarios de centros de Atención Primaria o de Unidades de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva deben disponer de información fiable y actualizada que les permita informar a las personas que desean utilizar un método anticonceptivo con la finalidad de promover las decisiones informadas y compartidas, evitando situaciones de inequidad.

Por este motivo, es imprescindible disponer de un documento con recomendaciones clínicas en las que se recojan las principales fuentes de incertidumbre, controversia, o variabilidad en la práctica en el manejo de situaciones específicas sobre anticoncepción. En esta Guía de Práctica Clínica se han identificado los aspectos más relevantes sobre la eficacia y seguridad de los anticonceptivos hormonales e intrauterinos, el manejo de la anticoncepción de urgencia, y el manejo clínico de estos métodos anticonceptivos prestando especial atención a poblaciones específicas, para ofrecer recomendaciones dirigidas a un uso informado de los anticonceptivos.

                                                                           

a Sociedad Española de Contracepción. Encuesta Nacional 2018 sobre la Anticoncepción en España. [Visitado: diciembre de 2018] Disponible en: http://sec.es/

Bibliografía  1. Introducción

1. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva. Madrid: Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, 2011.

2. Ministerio de Sanidad y Política Social. Encuesta Nacional de Salud Sexual. Centro de Investigaciones Sociológicas, número 2780, 2009.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies