El suicidio representa un grave problema de salud pública. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, en el año 2018 se produjeron 3.539 muertes por suicidio en nuestro país. Además de su importancia desde el punto de vista epidemiológico, las implicaciones de la conducta suicida son devastadoras para los propios pacientes y sus familias, que se ven profundamente afectadas a nivel emocional, social y económico.

Es por ello de gran importancia la adopción de medidas y el desarrollo de estrategias encaminadas a la disminución y prevención de la conducta suicida, entre ellas la elaboración e implementación de guías de práctica clínica.

La Guía de Práctica Clínica de Prevención y Tratamiento de la Conducta Suicida  se publicó en 2012, formando parte del Programa de Guías en el SNS.

El tiempo transcurrido desde su publicación, evidencia publicada y la prioridad del problema, hicieron relevante su revisión. Tras considerar la evidencia identificada y la valoración de los expertos de las principales sociedades científicas y asociaciones de pacientes, el grupo de revisión concluyó que no era necesario actualizar la guía en este momento.

Avalia-t ha elaborado un informe con el objetivo de documentar el procedimiento para la revisión de la GPC y los principales resultados y conclusiones del grupo de trabajo.

El objetivo de este trabajo era determinar si las recomendaciones de la GPC continúan vigentes y decidir si es necesaria la actualización de alguna de sus partes. Además de las recomendaciones, también se revisó la vigencia de otros contenidos clínicos relevantes como algoritmos diagnóstico-terapéuticos, información para pacientes, indicadores de calidad y recomendaciones de investigación futura.

 

El informe del procedimiento de revisión de la GPC se puede consultar en este enlace: https://bit.ly/2ZEyBJx

La Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), ha impulsado la adaptación de Guías de Práctica Clínica (GPC) sobre los principales tumores cutáneos. Los tumores cutáneos son muy frecuentes en nuestro medio y suponen un importante problema de salud pública. El melanoma, por su incidencia y pronóstico, es el tumor cutáneo que ocasiona una mayor mortalidad.

Esta guía contiene recomendaciones basadas en la última evidencia publicada sobre los métodos diagnósticos, las pruebas necesarias para la estadificación del paciente, el tratamiento y seguimiento del paciente con melanoma.

Su objetivo es ofrecer a los especialistas implicados en el melanoma unas pautas de actuación para el diagnóstico, manejo y tratamiento de este tumor basadas en los criterios de la medicina basada en la evidencia, las guías internacionales más recientemente publicadas, o en ausencia de los anteriores en el criterio de expertos. Se ha empleado el método ADAPTE para su creación.

Las recomendaciones se sometieron a revisión externa. Las objeciones de los revisores fueron consideradas por los panelistas y, si se consideraron adecuadas, aplicadas a la GPC.

Los contenidos que abarca esta GPC son:

Bloque 1. Diagnóstico molecular.

Bloque 2. Biopsia y tratamiento quirúrgico del tumor primario.

Bloque 3. Tratamiento del lentigo maligno.

Bloque 4. Pruebas de estadificación y seguimiento.

Bloque 5. Ganglio centinela y linfadenectomía.

Bloque 6. Tratamiento adyuvante.

Bloque 7. Tratamiento de la enfermedad locorregional y tratamiento quirúrgico de la enfermedad diseminada regional y/o a distancia.

Bloque 8. Tratamiento médico de la enfermedad metastásica.

 

Enlace a la GPC completa (pdf).

 

ECRI Guidelines Trust es un repositorio on-line de guías de práctica clínica (GPC) que son previamente evaluadas para asegurar su rigor metodológico y transparencia. A través de este repositorio numerosas organizaciones nacionales (como es el caso de GuíaSalud) e internacionales y sociedades científicas ofrecen recomendaciones dirigidas a optimizar el cuidado de los pacientes.

Proporcionar información actualizada, accesible y de calidad a los profesionales sanitarios es uno de sus objetivos principales. En cumplimiento de este objetivo en la situación actual de pandemia por COVID-19, ECRI Guidelines Trust ha creado un área clínica de consulta que permite acceder a todas las GPC sobre COVID-19 que figuran en su web. Además, para cada GPC sobre COVID-19 ofrecen un cuadro resumen que llaman “Bites” con información breve sobre el tema de la GPC, la población a la que va dirigida, y los apartados que aborda dentro del tema principal. Esto permite a los profesionales distinguir de manera rápida qué información es relevante para ellos.

ECRI guidelines trust incluye 31 guías relacionadas con COVID-19 elaboradas por 21 organizaciones o sociedades científicas, no obstante, el contenido se actualiza periódicamente. El acceso a este recurso es público, pero requiere de inscripción previa.

https://guidelines.ecri.org

El pasado 10 de abril de 2020, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) publicó tres nuevas guías rápidas y actualizó el contenido de dos de las guías publicadas con anterioridad, en concreto, las guías sobre cuidados críticos en el adulto y quimioterapia.

Las guías recién publicadas dan pautas sobre el manejo de patologías que conllevan mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave por COVID-19, como es el caso de la fibrosis quística o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). NICE también recomienda sobre el uso de medicamentos que aumentan el riesgo de infecciones en determinadas patologías, como sucede con las enfermedades dermatológicas que precisan tratamiento inmunosupresor.

La guía sobre fibrosis quística contiene recomendaciones dirigidas a maximizar la protección frente a la infección por COVID-19 en este grupo de pacientes especialmente vulnerable. La guía sobre EPOC recomienda que los pacientes no interrumpan el tratamiento para que la enfermedad se mantenga en una situación estable. Además, ofrece recomendaciones sobre el manejo de la EPOC en caso de sospecha o infección confirmada por COVID-19. En el caso de los pacientes con enfermedades dermatológicas NICE recomienda favorecer la terapia tópica frente a la sistémica.

Las tres guías rápidas pueden consultarse en los siguientes enlaces:

El National Institute for Health and Care Excellence (NICE) ha publicado cinco nuevas guías rápidas sobre COVID-19 que se suman a las cuatro guías con las que la institución comenzó esta iniciativa.

En esta ocasión, se han abordado el manejo del asma grave, la neumonía en la comunidad, las enfermedades reumatológicas autoinmunes e inflamatorias y del metabolismo óseo, el manejo de síntomas en la comunidad y el trasplante de médula ósea en el contexto de la pandemia por COVID-19.

NICE recomienda a los pacientes con asma grave no interrumpir el tratamiento y buscar atención sanitaria sólo si es estrictamente necesario. Asimismo, los pacientes con enfermedades reumatológicas autoinmunes e inflamatorias y del metabolismo óseo no deben interrumpir su tratamiento de manera brusca, aunque NICE sugiere que consulten con un especialista para valorar si es necesario introducir modificaciones. La guía sobre neumonía ofrece directrices para asegurar el tratamiento adecuado de los pacientes con sospecha o diagnóstico confirmado de neumonía de la comunidad. En cuanto a la guía sobre trasplante de médula ósea, el objetivo coincide con el de las publicaciones anteriores: garantizar al máximo la seguridad de estos pacientes y los profesionales que los atienden.

Por último, NICE ha elaborado una guía rápida para orientar a los profesionales sanitarios en el manejo ambulatorio de síntomas en pacientes con COVID-19. La guía aborda el tratamiento de síntomas como tos, fiebre, disnea, ansiedad, delirio y agitación.

Las cinco guías rápidas pueden consultarse en los siguientes enlaces:

Surviving Sepsis Campaigne (SSC) ha elaborado una Guía de Práctica Clínica (GPC) para el manejo de pacientes críticos con COVID-19 que se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos. SSC es una iniciativa de colaboración internacional que reúne a organizaciones profesionales con el propósito de aunar esfuerzos para reducir la alta tasa de mortalidad por sepsis.

La GPC ha contado con la participación de grupo multidisciplinar de 36 expertos procedentes de 12 países. En su elaboración se ha empleado la metodología propuesta por el grupo GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation) con algunas modificaciones dirigidas a acelerar el proceso de elaboración.

Las 54 recomendaciones que incluye la GPC abarcan un amplio abanico de aspectos a tener en cuenta en el cuidado de estos pacientes. Están relacionadas con el control de la infección, el diagnóstico de laboratorio y la selección de muestras, el soporte hemodinámico, la ventilación mecánica y el tratamiento del COVID-19. Destacan cuatro recomendaciones basadas en evidencia de alta calidad, sobre medidas para reducir el riesgo de transmisión de COVID-19 al personal sanitario. En el caso del tratamiento de la infección por COVID-19 no se identificó evidencia suficiente por lo que se decidió no formular recomendaciones sobre el uso de antivirales, interferón, hidroxicloroquina o tocilizumab.

La GPC puede consultarse en el siguiente enlace (pdf):

https://link.springer.com/article/10.1007/s00134-020-06022-5

Los autores afirman que su intención es actualizar la GPC con regularidad según se vaya disponiendo de nueva evidencia.

Numerosas iniciativas nacionales e internacionales están trabajando para que los profesionales sanitarios puedan consultar de forma ágil toda la evidencia científica relevante, actualizada y de calidad relacionada con la pandemia de Coronavirus (COVID-19).

El National Institute for Health and Care Excellence (NICE) se ha sumado a este esfuerzo colectivo con la publicación de guías rápidas dirigidas a los profesionales sanitarios y de salud pública. De momento NICE ha publicado cuatro guías, realizadas con un enfoque metodológico diferente al habitual para reducir los tiempos de elaboración.

El objetivo de estas cuatro guías rápidas es garantizar al máximo la seguridad de los pacientes que necesitan cuidados críticos, diálisis, radioterapia y quimioterapia, al mismo tiempo que se protege a los profesionales sanitarios de la infección por COVID-19. Además, ofrecen recomendaciones para optimizar el uso de recursos y la organización de la atención sanitaria en el contexto de la pandemia por COVID-19, de manera que las necesidades de cuidados de estos pacientes queden cubiertas.

Las guías pueden consultarse en los enlaces que figuran a continuación:

Además, NICE está trabajando en la elaboración de revisiones rápidas de la evidencia, en concreto, sobre el efecto de fármacos como el ibuprofeno o los IECA (inhibidores de la enzima conversora de angiotensina) en la duración y gravedad de los síntomas por COVID-19.

Como continuación del Proyecto AdaptA GPS (Adapta y Aplica Guías de Promoción de Salud) en el que se ha adaptado la guía de participación communitaria NICE NG44 (Community engagement: improving health and wellbeing and reducing health inequalities):PARTICIPACIÓN COMUNITARIA: Mejorando la salud y el bienestar y reduciendo desigualdades en salud, se ha elaborado una versión de las recomendaciones de dicha guía para los ciudadanos.

El documento Versión para todos los públicos de la «Guía Participación Comunitaria: Mejorando la salud y el bienestar y reduciendo desigualdades en salud» es el resultado de un proyecto colaborativo llevado a cabo por el Nodo Madrileño del Proyecto Adapta GPS, el proyecto comunitario Mapeando Carabanchel Alto y el Área de Promoción de la Salud del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y que ha contado además con el apoyo metodológico de Guía Salud.

En esta versión se formulan las recomendaciones basadas en la evidencia de la guía, en un formato atractivo y en un lenguaje accesible. El objetivo es facilitar la participación en el diagnóstico, diseño, puesta en marcha y evaluación de planes, estrategias, programas y proyectos de salud, entre los distintos niveles: ciudadano, técnico y directivo.

Enlace para descargarla (pdf)

Se ha incluído una nueva Guía de Práctica Clínica en el Catálogo de GPC en el SNS. Esta guía cumple todos los criterios de calidad y ha sido elaborada por la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología.

La patología abordada en esta nueva guía es el carcinoma basocelular que constituye el 80-90% de todos los cánceres cutáneos y es el tumor más frecuente en humanos. También ocasiona importante repercusión en la calidad de vida, con morbilidad funcional y estética, y supone una importante carga de trabajo para los dermatólogos y el sistema de salud. Existen numerosas alternativas terapéuticas para el carcinoma basocelular, algunas de ellas nuevas, con variabilidad en la práctica clínica y con grandes diferencias de coste según el tratamiento aplicado, lo que hace más compleja la toma de decisiones clínicas.

Existen guías de práctica clínica para el cuidado del carcinoma basocelular, pero en contextos diferentes y con una cobertura parcial de los problemas que los dermatólogos han identificado como principales. Por ello, la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), ha impulsado la adaptación de Guías de Práctica Clínica (GPC) sobre los principales tumores cutáneos, formando parte del proyecto Libro Blanco del Cáncer Cutáneo.

El objetivo de esta guía es adaptar un conjunto de recomendaciones, basadas en la mejor evidencia posible, que ayuden en la toma de decisiones en el manejo de los pacientes con carcinoma basocelular.

Los apartados que incluye son:

– Reintervención vs observación en carcinoma basocelular con márgenes afectos

– Radioterapia vs reintervención en carcinoma basocelular con márgenes afectos

– Cirugía vs tratamientos no quirúrgicos en carcinoma basocelular de bajo riesgo

– Eficacia de la Cirugía de Mohs

– Riesgo asociado a la inmunosupresión

– Vismodegib vs. Radioterapia en CBC localmente avanzado

– Vismodegib en neoadyuvancia

– Seguimiento protocolizado o a demanda para diagnóstico precoz de recidiva

– Seguimiento protocolizado vs alta y seguimiento a demanda en CBC de bajo riesgo en diagnóstico precoz de recidiva

– Seguimiento tras técnicas no quirúrgicas en carcinoma basocelular bajo riesgo

– Seguimiento en pacientes con diagnóstico previo de carcinoma basocelular

Enlace para descargarla (pdf)

El pasado 26 de junio celebramos en Madrid nuestra Jornada Científica anual.

El título de este año: “Hacer lo que hay que hacer y dejar de hacer lo que no hay que hacer” tenía como objetivo abrir un debate sobre las dificultades de implementar los cambios que se derivan de la evidencia científica, en la práctica clínica, con el fin de proporcionar una mejor asistencia a los pacientes.

En la primera mesa se expuso la utilidad de las Guías de Práctica Clínica (GPC) para apoyar la toma de decisiones.

Rafael Rotaeche moderó la mesa, en la que Unai Jiménez, Cirujano torácico, nos presentó su experiencia de cómo una GPC puede cambiar la práctica clínica. Además Jesusa Izquierdo compartió su experiencia como representante de los pacientes en la GPC sobre Distrofias Hereditarias de Retina. También se incluyó en la mesa la importancia del diseño de los materiales, de la mano de Xavier Krauel Vidal, neonatólogo e ilustrador, que ilustró la Guía para madres y padres de la GPC sobre Encefalopatía Hipóxico-Isquémica Perinatal en el Recién Nacido.

En la segunda mesa se analizaron las dificultades para llevar a cabo las recomendaciones de “no hacer”. Isabel del Cura moderó la mesa y pudimos disfrutar de la participación de Julio López-Picazo, que aportó la visión desde Calidad, Aina Perelló, con la visión desde la Medicina Familiar y Comunitaria y Seguridad del Paciente y Luis Corral, que aportó su experiencia como especialista en Medicina Interna.

Se debatió sobre los problemas que se encuentran los profesionales en la implementación de las guías, y se analizó qué se podía hacer para atender las peticiones de los pacientes cuando se solicitan pruebas o medicamentos no indicados. ¿Qué estrategia podría resultar más útil para abordar estas situaciones? Se subrayó la importancia de la comunicación entre los profesionales sanitarios y los pacientes y de la difusión de las recomendaciones por diferentes medios, la necesidad de un abordaje múltiple, la importancia de la comunicación entre las diferentes iniciativas, creación de repositorios, etc…

En #guiasalud2019 se pueden consultar los tweets que se generaron en el transcurso de la Jornada en los que se pueden ver las reflexiones que se generaron entre los asistentes.

Los vídeos, presentaciones y fotos están accesibles en este enlace.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies