GUÍAS DE PRÁCTICA CLÍNICA

Documento sin título

Preguntas Frecuentes

Título: ¿Qué diferencia a una Guía de Práctica Clínica (GPC) de un Protocolo o de una Vía Clínica?

Descripción:

Con frecuencia existe una cierta confusión con los términos Protocolo Asistencial y Vía Clínica.

El objetivo esencial de las GPC es la elaboración de recomendaciones explícitas con la intención definida de influir en la práctica de los clínicos. En una GPC, los sesgos potenciales del desarrollo de la misma debe aparecer señalados y las recomendaciones deben tener tanto validez externa como interna. A su vez, deben aparecer recogidos los beneficios, daños, costes de las recomendaciones y aspectos de su puesta en práctica.

El Protocolo es un documento dirigido a facilitar el trabajo clínico, elaborado mediante una síntesis de información que detalla los pasos a seguir ante un problema asistencial específico. Está consensuado entre los profesionales, con carácter de "acuerdo a cumplir" y se adapta al entorno y a los medios disponibles.

La Vía Clinica es instrumento dirigido a estructurar las actuaciones ante situaciones clínicas que presentan una evolución predecible. Describe los pasos que deben seguirse, establece las secuencias en el tiempo de cada una de ellas y definen las responsabilidades de los diferentes profesionales que van a intervenir.

Para más información consulte: el apartado Definiciones de la Sección Otros Productos Basados en la Evidencia Enlace se abre en nueva ventana.

Glosarios:

Descriptores: Guías de Práctica Clínica, Otros Productos Basados en la Evidencia, Protocolos, Vías Clínicas,

Información importante sobre cookies: El Portal GuíaSalud utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Puede ampliar información en Aviso legal. Política de privacidad. Uso de cookies y ficheros de actividad.