Información para pacientes

ENCEFALOPATÍA HIPÓXICO-ISQUÉMICA E HIPOTERMIA TERAPÉUTICA

Tratamiento y cuidados

¿Qué es la hipotermia terapéutica?

Es un tratamiento que consiste en disminuir la temperatura corporal del recién nacido hasta los 33-34ºC, con el objetivo de disminuir el metabolismo cerebral. Se ha demostrado que esta intervención terapéutica mejora las posibilidades de que el recién nacido no tenga lesiones y aumenta la probabilidad de que sobreviva sin discapacidad.

¿Cúando se puede necesitar hipotermia terapéutica?

Poco después del nacimiento, en las primeras horas de vida, si el recién nacido presenta signos de encefalopatía hipóxico-isquémica el equipo médico iniciará el tratamiento de hipotermia. Esta decisión se toma en base al estado neurológico del bebé y la actividad eléctrica del cerebro.

¿Cómo se logra disminuir la temperatura al recién nacido?

Hay diversas formas de disminuir la temperatura del recién nacido, todas son efectivas y la aplicación de una u otra depende del equipo que tiene cada unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Todos los equipos funcionan mediante la circulación de un líquido frí alrededor del cuerpo o la cabeza. Los sistemas disponibles en los hospitales son:

  • Un traje especial que envuelve el cuerpo del recién nacido.
  • Un colchón especial sobre el cual se acuesta al recién nacido.
  • Un casco especial puesto en su cabeza.

¿Qué otro equipamiento necesita el recién nacido para el tratamiento de hipotermia?

Además del equipo de enfriamiento, el recién nacido necesita ser vigilado estrechamente durante el periodo de hipotermia en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Se encuentra rodeado de aparatos, cables y catéteres/vías. Algunos equipos dan información de las constantes vitales (frecuencia cardíaca y respiratoria, tensión arterial y saturación de oxígeno) y otros facilitan al recién nacido la respiración, la hidratación, la nutrición y la eliminación de la orina.

Esta información es necesaria, ya que la falta de oxígeno o sangre puede no sólo afectar al cerebro, sino también a otros órganos. Por otro lado, con el fin de tener más información de la actividad eléctrica cerebral del bebé, durante las primeras 72 horas de vida se le colocan unas agujas diminutas debajo de la piel de la cabeza conectada a un monitor, llamado electroencefalograma integrado por amplitud (EEGa).

El equipamiento que rodea al recién nacido es muy voluminoso y ocupa por ello una gran parte del espacio. Tanto es así, que a los padres les puede resultar difícil ver a su propio bebé de esta manera y generarles sentimientos tales como: impacto, ansiedad, incertidumbre, desapego, incomprensión, frustración, sufrimiento, desagrado, miedo, desprotección, desconfianza y desautorización para cuidar. Compartir estos sentimientos con otras personas cercanas y/o con los profesionales que os atienden ayudará a poner nombre a vuestras sensaciones y pensamientos y a relativizarlos. Los profesionales son quienes mejor podrán aconsejaros y ayudaros a entender todo lo que rodea y necesita el bebé. "Animaos a preguntar, para clarificar vuestras dudas y aseguraos de haber entendido bien todda la información recibida".

¿Siente dolor el bebé cuando está en hipotermia?

Durante el tratamiento de hipotermia, como padres, sentir que vuestro bebé puede estar experimentando dolor por el frío, el equipamiento, los procedimientos o cuidados que se le realizan, puede ser una fuente de estrés.

Si bien disminuir la temperatura corporal del bebé puede causar incomodidad, el bebé recibe una dosis mínima de sedación continua para favorecer su confort. También se coloca al recién nacido dentro de un "nido" para que su cuerpo se sienta protegido y seguro. El equipamiento no causa dolor y sirve para monitorizar la actividad eléctrica cerebral y las constantes vitales.

Los procedimientos y cuidados dolorosos o molestos se realizan siempre con la administración de pequeñas dosis de analgésicos y sedantes para prevenir y tratar el dolor y, favorecer el confort. Durante estos procedimientos, si así se desea y los profesionales lo consideran oportuno, se puede acompañar al bebé, participar en algún cuidado sencillo y contener su cuerpo (colocando una mano sobre su cabeza y la otra sobre sus piernas flexionadas) para proporcionarle seguridad.

¿Dónde puede llevarse a cabo la hipotermia?

Este tratamiento únicamente se lleva a cabo en las UCIN, capacitadas para proporcionar este tratamiento porque disponen tanto del equipo de enfriamiento y de monitores de vigilancia, como de profesionales formados en la atención integral al recién nacido con EHI.

Cuando un hospital no dispone de este programa se traslada al recién nacido, de forma urgente a un centro capacitado para iniciar el tratamiento lo antes posible.

¿Cómo se traslada de forma urgente al bebé?

El traslado urgente asegura poder empezar el tratamiento de hipotermia en las primeras horas de vida. El traslado se realiza de forma controlada por un equipo profesional especializado en el transporte de bebés recién nacidos. Ellos inician la hipotermia pasiva, que consiste en lograr que el recién nacido alcance una temperatura de 33-34ºC mediante la retirada de fuentes de calor externas.

En general, el bebé es trasladado en ambulancia o helicóptero sin acompañamiento de sus padres. Este hecho ocasiona una separación temporal del bebé, particularmente si la madre se queda ingresada en el hospital donde ha tenido lugar el nacimiento. Esta situación puede provocar en los padres un sentimiento de aturdimiento. Exteriorizar los propios pensamientos y hablar de ello con alguien de confianza ayuda a clarificar las ideas y serenar los sentimientos.

Si las condiciones de salud de la madre lo permiten, los profesionales valoran la posibilidad de trasladarla al hospital donde está el bebé. Si no fuera posible trasladarla, al hospital donde está el bebé. Si no fuera posible trasladarla, es importante que pueda estar acompañada por personas cercanas.

Si es posible disponer de una foto de vuestro bebé ayudará a:

  • Sentirse próximos a vuestro hijo
  • Situarse en la realidad
  • Generar preguntas que, compartidas con los profesionales, ayuda emocionalmente y prepara el encuentro con el bebé
  • Compartir la situación con los otros hijos e hijas y/o familiares cercanos.

Página 4 de 6

Última actualización: marzo de 2015

Logo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e IgualdadLogo de la Red de Agencias Logo de GuíaSaludAgència AQUAS