Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos del Sueño en la Infancia y Adolescencia en Atención Primaria.

V. resumida | Consulta rápida | Info. Pacientes

  1. Introducción
  2. Alcance y objetivos
  3. Metodología
  4. Epidemiología de los trastornos del sueño
  5. Conceptos y clasificaciones
  6. Valoración general y medidas preventivas
  7. Definición, diagnóstico y tratamiento de los trastornos
  8. Información al paciente/familiares del paciente
  9. Estrategias diagnósticas y terapéuticas
  10. Difusión e implementación
  11. Líneas de investigación futura
  12. Bibliografía

8. Información al paciente/familiares del paciente

Preguntas para responder:

  • ¿Cómo se puede conseguir un mejor cumplimiento/adherencia al tratamiento de los trastornos del sueño en la infancia y adolescencia?
  • ¿Cuál es la información básica que se debe proporcionar a los familiares y pacientes con trastornos del sueño)?

En el proceso de adherencia al tratamiento de un paciente influyen numerosos comportamientos relacionados con la salud que actúan con frecuencia como barreras que lo dificultan. En el caso de los trastornos de sueño en población pediátrica y adolescente, las barreras más destacables suelen provenir, aparte de las características propias de cada trastorno, de factores que están más relacionados con el contexto sociocultural en el que conviven tanto el paciente como la propia familia y, por tanto, para que los padres formen parte activa del proceso de adherencia es importante tener en cuenta sus percepciones, preferencias y expectativas con respecto a las decisiones terapéuticas que se le van a recomendar425.

Para una población con las edades que abarca la guía, las intervenciones que tendrán éxito serán aquellas que sean aceptadas y viables de realizar, la mayoría de las veces por parte de los padres426. Son varios los factores que pueden estar asociados con este proceso. A menudo las intervenciones que se proponen a los padres no se acompañan de cambios inmediatos en las rutinas del sueño y el problema de sus hijos se mantiene porque se trata de enfrentarse a creencias culturales y patrones conductuales que no pueden cambiarse bruscamente427.

Otras veces depende de la motivación de quien recibe el mensaje de intervención y para ello hay que tener en cuenta la relación y/o interacción padres-hijo. Los deseos y expectativas de los padres son tan importantes como los del niño a la hora de la determinación del patrón de sueño que se pretende conseguir.

También se destaca el énfasis en la importancia que tiene la preparación de los padres428. La mayoría de los padres busca información sobre las intervenciones del sueño. La teoría se conoce pero los esfuerzos no logran resultados cuando se enfrentan a actitudes de gritos o rabietas por parte de sus hijos. En otras ocasiones se piensa que tras la intervención el problema se ha resuelto para siempre, hasta que pequeños períodos de ruptura con la buena rutina de sueño que se ha conseguido instaurar en el hogar familiar (vacaciones, dentición, mudanza…) terminan en una recaída en el trastorno y en la percepción de fracaso425.

Hay varios estudios en los que los padres indicaron que sus conocimientos sobre el sueño infantil, antes de acudir a los profesionales sanitarios, eran bastante limitados425. Uno de los pilares fundamentales que deben cimentarse para conseguir un mejor cumplimiento/ adherencia en el tratamiento de los trastornos del sueño en la infancia y adolescencia es, pues, el de la información que van a recibir los propios padres, niños y adolescentes cuando acudan a su centro de salud, así como la forma en que esta información les va a ser proporcionada.

La información debe formar parte del manejo integral de los problemas de sueño en el nivel de AP. Es importante facilitar toda la información general sobre los trastornos del sueño que los padres, cuidadores, niños y adolescentes puedan necesitar, incluyendo información más específica sobre el trastorno que les afecta y las intervenciones efectivas de tratamiento que existen actualmente429.

También hay que tener en cuenta, para poder transmitirlas a los padres y pacientes, las barreras más frecuentes que se pueden presentar con el cumplimiento de muchas de las intervenciones que se recomienden al estar basadas en terapias psicológicas como:

• Se requiere una inversión importante de tiempo y esfuerzo por parte de los padres y pacientes.
• Pueden sobrevenir algunas molestias derivadas de la dificultad de integrar nuevos patrones de comportamiento en los hábitos de vida, como tener que mantener los mismos horarios de sueño todos los días, independientemente de fines de semana y vacaciones, o levantarse de la cama hasta que se vuelva a tener sueño y que además pueden implicar o afectar al resto de la familia.
• También se encontrarán inconvenientes derivados del hecho de tener que eliminar determinados hábitos que pueden alterar la conducta del sueño, como la utilización de videojuegos o el consumo de sustancias, como cafeína, chocolate, etc.

Con respecto a cómo informar a los padres existen varias circunstancias favorables que posibilitan que se pueda producir un cambio de las actitudes de los padres y de las conductas de los niños:

La fuente del mensaje son los profesionales sanitarios con los que los padres de los niños mantienen buena relación y confían en ellos.
La consulta programada permite una relación padres/profesionales sanitarios.
El mensaje para los padres tiene que ser claro y sencillo, transmitiéndolo de forma oral y escrita.

En la actualidad aún existen creencias arraigadas sobre que es normal que muchos niños se despierten por la noche o que no sean capaces de dormirse solos. Hay que dar una información realista que ayude a los padres a superar esos condicionamientos clásicos y estimularles a que la pongan en práctica, viendo ellos mismos el resultado.

La información dirigida al paciente y a los familiares se presenta en el Anexo 15, «Aprendiendo a conocer y manejar los problemas de sueño en la infancia y adolescencia», como ayuda para el manejo integral de los problemas del sueño por parte de los profesionales de AP.

Recomendaciones sobre información al paciente y adherencia al tratamiento

Se recomienda proporcionar información a los padres/cuidadores y niños/adolescentes con problemas de sueño (o sospecha de padecerlos), incluyendo información general sobre el problema y sobre las intervenciones efectivas (véase Anexo 15, Información para el paciente).
Para mejorar la adherencia y facilitar una toma de decisiones compartida se han de tener en cuenta las experiencias, preferencias y expectativas de los padres/cuidadores y niños/adolescentes con respecto a las decisiones terapéuticas que tomar.
Se recomienda favorecer que los padres/cuidadores y niños/adolescentes adquieran cierto grado de motivación para llevar a cabo las recomendaciones del profesional sanitario respecto a la higiene del sueño y las intervenciones psicológicas que requieran modificación de conducta.
Hay que trasmitir a los padres/cuidadores y niños/adolescentes las barreras que pueden presentarse y el esfuerzo que supone el cumplimiento de ciertas intervenciones psicológicas, en relación con la adopción de nuevos patrones de comportamiento (mantener los mismos horarios de sueño todos los días, levantarse de la cama hasta que se vuelva a tener sueño, eliminar determinados hábitos que puedan alterar la conducta del sueño, como utilización de videojuegos, consumo de cafeína, chocolate…).
arriba

Bibliografía del apartado 08


  1. 425. Tse L, Hall W. A qualitative study of parents' perceptions of a behavioural sleep intervention. Child Care Health Dev. 2008;34:162-172.
  2. 426. Mindell JA. Empirically supported treatments in pediatric psychology: bedtime refusal and night wakings in young children. J Pediatr Psychol. 1999;24:465-481.
  3. 427. Owens JA, Palermo TM, Rosen CL. Overview of current management of sleep disturbances in children: II -- behavioral interventions. Current Therapeutic Research. 2002;63:B38-B52.
  4. 428. Hoban TF,Chervin RD. Sleep Disorders in Young Children: Impact on Social/Emotional Development and Options for Treatment. Commentary on France, Wiggs and Owens. In : Tremblay RE, Barr RG, Petrers RDeV, eds.Encyclopedia on Early Childhood Development [online].Montreal, Quebec: Centre of Excellence for Early Childhood Development, 2004[acceso 16-2-2011]; Disponible en: http://www.enfant-encyclopedie. com/Pages/PDF/Hoban-ChervinANGxp.pdf
  5. 429. Sabaté, E. Adherencia a los tratamientos a largo plazo: Pruebas para la acción. [monografía en Intentet]. Organización Mundial de la Salud/OMS, 2004; (traducción de la OPS), 2009[acceso 17-7-2009]; Disponible en: http://amro.who.int/ Spanish/AD/DPC/NC/nc-adherencia.htm

Última actualización: enero 2017

Logo del Ministerio de Ciencia e InnovaciónLogo del Ministerio de Sanidad Política Social e IgualdadLogo del Plan de Calidad del Sistema Nacional de SaludAgència Laín Entralgo

 

Copyright | Ayuda | Mapa